“Gonzalito” llegó a Lago Escondido en paramotor y fue demorado por la Policía

El notero del programa “Caiga Quien Caiga”, junto al piloto de un parapente a motor, sobrevoló el casco de la mansión del magnate Joe Lewis y llegó a Lago Escondido por aire para culminar una nota iniciada en marzo, cuando no pudieron acceder al espejo de agua. Habría descendido en la playa pública pero, según indicaron desde la producción, necesitaban ingresar a la propiedad del millonario inglés “para carretear y tomar vuelo”. Fueron demorados por la Policía y tras librar un acta, fueron liberados. Aún no llegaron a la Ruta, por lo que se aguardan detalles del incidente.


“Caiga Quien Caiga” pretendía filmar la última parte del una nota iniciada el 19 de marzo, cuando acompañaron la inspección oficial de la justicia, y no lograron –al igual que los demás medios de comunicación- acceder a la costa del lago. Con ese objetivo, alquilaron un paramotor para llegar por aire hasta el lago y poder retirarse sin pisar la propiedad del magnate.
Desde Buenos Aires, productores del programa explicaron que, luego de bajar en la costa pública y tomar las imágenes, “el paramotor necesitaba algunos metros para carretear antes de tomar vuelo, y los de la playa pública no eran suficientes, por lo que era necesario usar algunos metros de la propiedad de Lewis”.
Los productores manifestaron que tienen dificultades para comunicarse con el notero, pero que en el último contacto les narró que “no los dejan tomar carrera y tampoco acceder al camino alternativo”. Desde la Ruta 40, Federico De la Mano -quien acompañó al equipo del programa capitalino- afirmó que aguardan la resolución del conflicto desde “hace varias horas”, y anticipó: “Todo indica que estuvieron retenidos en contra de su voluntad”. De su última comunicación con el equipo retenido, indicó que “se hizo un acta con la policía y arrancó una caravana bastante importante que los está escoltando hasta la ruta”. Aclaró, al respecto, que desconoce los términos del acta.
El abogado Rubén Marigo manifestó que “tuvieron que pisar la propiedad de Lewis y los detuvo la Policía de la Provincia de Río Negro, seguramente por invasión de propiedad privada”. Si bien se aguardan las últimas novedades, el abogado estimó que se trataría de un “ataque a la libertad de prensa y privación ilegítima de la libertad, en caso de que no los dejen salir”. En el programa “Estás Ahí” de Radio Nacional, opinó que la situación “demuestra la imposibilidad de acceder a un lago público”. (ANB)

No hay comentarios:

Publicar un comentario