Fiat promete fabricar 4.000 tractores el Córdoba

También ensamblará dos mil cosechadoras de potencia y construirá sus motores. El Gobierno le levantó límites para importar.

Sergio Marchionne, el número uno mundial de la rama industrial de Fiat, le anunció ayer en Buenos Aires a Cristina Fernández una inversión de 100 millones de dólares para construir en Córdoba una fábrica de tractores y cosechadoras. El plan alcanzará su máximo desarrollo en 2015 cuando salgan de la planta cuatro mil unidades del primer producto y dos mil trilladoras por año.
Fuentes con conocimiento de las negociaciones aseguraron que, tras la promesa de Marchionne, el Gobierno levantará las restricciones que afectaban a la empresa italiana para importar productos de las marcas Case y New Holland a través de una empresa del grupo, CNH. No se conoce si adicionalmente el Estado proporcionará asistencia crediticia.
La compañía afirmó que la nueva planta tendrá 78 mil metros cuadrados, generará 600 puestos de trabajo directos y otros 1.500 en la cadena de proveedores. Entre el último trimestre de 2011 y el primero del año próximo, los nuevos operarios deberían estar en funciones, se precisó.
En el plano estrictamente de los productos, los tractores serán de baja cilindrada (comúnmente denominados “fruteros”), mercado dominado por productos de China cuyo valor FOB es de ocho mil dólares por unidad, al punto de que el resto de marcas prácticamente no producen en ese segmento, que oscila alrededor de los 70 HP.
Las cosechadoras, en cambio, serán de gran volumen, no se ensamblan en la actualidad en Latinoamérica y su costo arranca en 400 mil dólares.
Durante el anuncio, Marchionne estuvo acompañado por el presidente de Fiat América Latina, Cledorvino Belini, y el titular de la automotriz en el país, Cristiano Rattazzi. “Argentina se convertirá en un centro de excelencia para la producción en América latina de estas líneas”, indicó el CEO.
El gobernador Juan Schiaretti dijo en Elena que conocía el proyecto, al que se alentó con infraestructura de conexión energética y obras viales para la salida del producto. Su ministro de Industria, Roberto Avalle, puso de relieve la importancia que adquiere la nueva central eléctrica de Pilar para abastecer a la industria.
La iniciativa de Fiat contiene aspectos que no formaron parte del anuncio oficial. Integración. La maquinaria contará inicialmente con un 40 por ciento de integración nacional, entre ella los motores FPT que produce la misma empresa. Pero un elemento clave en los tractores, como es el conjunto eje y caja de transmisión, será importado de Brasil.
Otras empresas que anunciaron la fabricación de tractores desistieron por la imposibilidad de contar con este elemento estratégico, cuya patente está en manos de los grandes jugadores mundiales de la industria de la maquinaria agrícola.
Arranque. Para principios de 2012, la nueva planta cordobesa entregaría las primeras 180 unidades, dos tercios fabricadas aquí y otras traídas de Brasil bajo el formato CKD. Luego la producción se iría incrementando de modo gradual hasta llegar a las unidades comprometidas en 2015.
Impacto. El volumen de producción anticipado por Marchionne a la presidenta de la Nación adquiere relevancia cuando se lo compara con el tamaño actual del mercado local. En Argentina se comercializan seis mil tractores por año, mientras que CNH proyecta hacer cuatro mil.
En el caso de las cosechadoras, el mercado nacional es de 1.500 unidades, y el grupo italiano apunta a ensamblar 2.000. Para colocar la producción, la venta a Latinoamérica y a terceros mercados será, en consecuencia, clave.
Con el anuncio de ayer, Fiat volverá a hacer tractores en Córdoba. En 1954, los italianos entregaron llave en mano la fábrica que funcionaba en Iame, donde se armaba el Someca (se importaba desarmado), reemplazante del Pampa, del cual se hicieron a lo largo de 11 años de producción 3.760 unidades, las que bastaron para hacer de él un mito. Posteriormente, aquí se fabricaron partes e incluso motores. En 1969, la planta se trasladó a Sauce Viejo (Santa Fe), de donde sale el Fiat Concord. Diez años después, cerró

No hay comentarios:

Publicar un comentario