Con la dirección de Reynaldo Rodríguez filmaron en Chubut la vida de Inacayal

Es un documental de Reynaldo Rodríguez, que se exhibirá desde julio en el canal Encuentro. El músico Eduardo Payllacán interpreta al cacique tehuelche.
En Chubut. La recreación del final de la Conquista del Desierto.
Durante el fin de semana, José de San Martín sirvió de escenario para el documental “Inacayal, el último cacique tehuelche”, protagonizado por el reconocido cantautor Eduardo Payllacán.
El rodaje se llevó a cabo a pesar del intenso frío y las lluvias que tuvieron lugar en la zona, y se ubicó en el Establecimiento “El 43”, en inmediaciones a la localidad chubutense. La dirección está a cargo del realizador Reynaldo Rodríguez, oriundo de El Bolsón, y la producción es del bonaerense Oscar Giménez, actualmente radicado en Mallín Ahogado.
El documental –con guión de Jorge Sánchez- fue premiado en el concurso “Nosotros” del Instituto Nacional de Cine para la TV Digital, y será emitido por el canal Encuentro a partir de julio. El cortometraje tendrá una duración de 25 minutos.

Quién fue Inacayal
“La figura de Inacayal es muy interesante, pero no puede separarse de la de Foyel o Sayhueque”, contó Reynaldo Rodríguez. “Su historia refleja cómo fueron tratados por el Estado: engañados, obligados al desarraigo, culturalmente desvalorizados, eliminados. Pero muchos años después, distintos grupos sociales recuperaron valores que los pueblos originarios tenían internalizados”, agregó.
Inacayal fue capturado por las fuerzas del teniente coronel Lasciar el 18 de octubre de 1884. Forzado a viajar a Buenos Aires, el líder indígena debió vivir un año y medio en la base militar del Tigre.
Enterado de ese hecho el perito Francisco Moreno, que había conocido a Inacayal en una expedición años antes, hizo gestiones para llevar al cacique al Museo de Ciencias Naturales de La Plata, en donde el jefe tehuelche vivió como mayordomo hasta su muerte, en 1888.
A partir de un reclamo de las comunidades aborígenes, el 19 de abril de 1994 el museo platense restituyó los restos del cacique, que actualmente descansan en un mausoleo en Tecka.

La última batalla
En diálogo con Jornada, Rodríguez resaltó la recreación del enfrentamiento entre indígenas y soldados, filmada en una estancia cerca de José de San Martín: “Fue increíble. Terminamos todos llorando, muy emocionados. Como director, les había pedido a los actores que actuaran como hijos de puta, como habían actuado los militares, y a las mujeres les decía que pensaran que en ese ataque les habían matado a sus hijos. La consigna se comprendió así que el resultado es muy bueno”, contó satisfecho.
“El último apriete de los militares fue sorpresivo”, indicó Rodríguez sobre aquel 18 de octubre de 1884. “Ellos atacaron de madrugada y arremetieron contra mujeres y niños”, mencionó.
En las escenas filmadas en la meseta participaron unos 30 extras como indígenas y una veintena como soldados. En total, el trabajo sumó unas 80 personas. “Esta película apunta a ser una superproducción”, destacó el director. “Hay efectos especiales con el sonido de los disparos, la sangre”, enumeró.
“Con esta etapa ya tenemos un 50 por ciento del rodaje”, cuantificó Rodríguez. “El resto de las imágenes serán en El Bolsón, Tigre y el Museo de Ciencias Naturales de La Plata”, adelantó. Está previsto que el trabajo sea completado a mediados de junio.
Con respecto a la elección del protagonista, Reynaldo Rodríguez contó que conoció a Eduardo Payllacán en las fiestas regionales que se realizan en El Bolsón, de las que el músico participa.
“Eduardo es un genio. Yo ya había pensado en él para el papel y a la vez él me llamo interesado en participar. Así que nos juntamos enseguida”, recordó el realizador, quien además apuntó que Paillacán es el nombre del padre de Inacayal.
Rodríguez señaló que Payllacán “entró muy rápidamente en el personaje. Fue fácil porque él es un artista, trabajó muy bien”, agregó.

Interés histórico
Según contó Rodríguez, su interés por hacer un documental surgió hace más de un año con su visita al mausoleo del cacique. A partir de ahí comenzó una investigación histórica sobre el lonco patagónico.
El director usó como fuentes las Memorias del Departamento de Guerra y Marina, textos de Franciso Moreno, Milcíades Alejo Vignatti, Jorge Fontana, Clemente Onelli y Rodolfo Casamiquela, entre otros.
El director mencionó que “casi todo el documental es recreación y en partes hay una cámara testigo en la cual se mostrará parte de la búsqueda que se realizó en José de San Martín”.
Rodríguez apuesta a que el corto “aclarará la distribución de los caciques en la zona, la colaboración que los tehuelches tenían con el Estado nacional y revaloriza las culturas originarias, mostrando lo lindo e interesante de cada una: se habla en lengua, hay canciones y se recrea la vestimenta”, indicó.
En José de San Martín, el intendente Beltrán Beroqui dispuso recurso humano y movilidad para colaborar con el proyecto, además de acceder a prestar su establecimiento para el rodaje.
Por su parte Rodríguez aseguró que durante una recorrida por la estancia realizada en enero de este año –armado con detector de metales-, el realizador ubicó el lugar exacto que ocuparon las tolderías de Inacayal y Foyel.
“A partir de los datos de Fontana, las reubicamos a través del Instituto Geográfico Nacional y allí encontramos casquillos de fusiles Remington, puntas de flechas, latas, espejitos, chapas y otros restos, que fueron donados al municipio para una futura muestra histórica”
FUENTE: DIARIO JORNADA

No hay comentarios:

Publicar un comentario