Chubut: El otro resultado de la elección

Hace tres meses nadie dudaba del resultado en Chubut : las encuestas le daban treinta puntos de ventaja al dasnevismo por sobre el FpV. Este resultado, que implicaría “pesar” los votos más que contarlos, como dijo Das Neves, no resultaba extraño ya que en 2007 el hoy gobernador de Chubut ganó las elecciones con más del 74% de los votos.

Pero, en estos últimos meses, se fue dando una recuperación del oficialismo nacional, en parte por méritos  de los candidatos locales y en no menor parte por el efecto arrastre del crecimiento nacional y en la provincia de la figura de Cristina Fernández de Kirchner.

Das Neves lo dijo anoche con mucha claridad : “la elección se complicó porque se nacionalizó” (A confesión de parte… ¿Acaso la elección para Presidente, de la que Das Neves quiere participar, no es “nacional”?)..

Tres semanas atrás la ventaja del PJ “Modelo Chubut” seguía siendo de veinte puntos ; las últimas encuestas daban de 8 a 10 puntos de ventajas al chubutense.

Allí fue cuando Cristina Fernández visitó Comodoro Rivadavia. Entonces la tendencia al crecimiento del FpV se incrementó, llegándose al día de la elección en lo que la mayoría de los encuestadores llaman un “empate técnico”, es decir, una situación de tanta paridad que imposibilita hacer un pronóstico.

Esta impresión que tenían los encuestadores fue una realidad. Durante algunas horas, el candidato Carlos Eliceche del FpV marchó al frente por poco más de dos puntos, distancia que se fue acortando y a eso de las 22.00 horas el dasnevista Martín Buzzi lo pasó logrando algunas horas después el resultado tomado como “final” por el oficialismo provincial, que le da una ventaja de 1500 votos, menos de un 1%.

A eso de la una de la madrugada ambas fuerzas políticas se adjudicaron la victoria.

Eliceche, del FpV, denunció serias irregularidades en el escrutinio, se sorprendió ante la enorme cantidad de votos impugnados o anulados –muchos más que la pobre diferencia entre el primero y el segundo-, declaró que 15 mesas no fueron escrutadas, y anunció el triunfo de su fórmula por 750 votos.

Das Neves asumió la representación de su candidato Buzzi, y reivindicó el modelo Chubut, anunciando la victoria de su delfín por una diferencia mínima.

En las elecciones chubutenses se jugaban muchas cosas. La elección a gobernador fue la más peleada, y es la que tiene un resultado todavía cuestionado por el FpV. En las intendencias hubo victorias de ambas partes, pero el kirchnerismo hizo una excelente faena. La elección de legisladores provinciales fue ganada por el FpV.

Das Neves pretendía con esta elección posicionarse como candidato presidencial.

Por eso necesitaba en Chubut una victoria categórica, abrumadora,  que demostrara un apoyo masivo del pueblo de su provincia a su modelo y a su candidatura. Una victoria de ese tipo le hubiera permitido catapultarse a la posición de gran candidato del Peronismo Federal, fuerza a la que no le sobran los buenos candidatos.

Evidentemente, no logró nada de eso.

Si la victoria de Buzzi se confirma, será un victoria por un uno por ciento, “contando las moneditas”, y encima con denuncias de irregularidades.

De todas maneras, sea cual sea el final de la elección a gobernador, resulta claro que el dasnevismo ha perdido  frente al FpV la mitad del caudal electoral que tenía en 2007 (descendiendo de 74% a 38%).
La elección en su conjunto es un empate, con cierto sabor a victoria de los candidatos K, aunque Martín Buzzi sea confirmado como gobernador electo por la Junta Electoral.

Las posibilidades de Mario Das Neves de ser candidato presidencial se han pulverizado.
A nivel local chubutense, la elección del 20 de marzo tiene múltiples lecturas, y un final parcialmente incierto.

A nivel nacional, hay una única interpretación:

Mario Das Neves perdió media provincia a manos del oficialismo nacional, reduciendo su caudal electoral, en su propia tierra, a la mitad.

Cristina Fernández, con apenas una presencia fugaz por la provincia de Chubut, ganó al erosionar irremediablemente la candidatura presidencial del actual gobernador chubutense.


 Por: Carlos Adrián Corbella




No hay comentarios:

Publicar un comentario